VOZ LOCAL (CORRIENTES 2 – ARGENTINA)

14088910_10209503440278426_1362333696_n

Me llamo Cristian Cáceres, tengo 32 años y vivo en la ciudad de Corrientes, Argentina.

Trabajo en el centro de cómputos del Instituto de Juegos de Azar, además poseo un negocio relacionado al juego.

Soy aficionado a muchísimas cosas, y creo que experto en casi ninguna. Me gusta la vida al aire libre, disfruto mucho de los campamentos. Casi por extensión me gustan los viajes como mochilero. Dormir en lugares poco habitados y cocinarme ricas comidas en esos cielos llenos de estrellas que se ven en los campos alejados de las ciudades. Soy fotógrafo recibido, y actualmente hago algunos trabajos los fines de semana. El fútbol logra exaltarme hasta el extremo, creo que es una de las pocas cosas que puede lograr eso.

En síntesis, esa es mi persona, la cual se encuentra en una de las Provincias con peor calidad de vida del país, sin ser esto muy extremo. Corrientes es una ciudad hermosa de más de 400 años, con una fuerte impronta religiosa de tinte Católica. Hay dos cosas que abundan aquí, y son las iglesias y las plazas. Esta ciudad ha pasado por situaciones muy variadas, ha estado en guerra, fue parte del territorio de otro país (Paraguay) durante 6 meses en 1865. Ha pasado por una epidemia que casi exterminó a la totalidad de sus habitantes en 1871.

Amo mucho esta ciudad, su arquitectura, su costanera, sus viejos edificios, su historia, y esto último lo podemos ver en cada habitante. Uno puede cruzarse, en las zonas más pudientes de la ciudad, con mulatos que son hijos o nietos de esclavos y actualmente son parte de la zona más rica del casco céntrico. Algunos nombres de los lugares más importantes están escritos en guaraní como por ejemplo el Parque Cambá Cuá, el cual significa “Cueva de Negros”, aduciendo a los tiempos en que los esclavos se reunían allí a tocar sus tambores, danzar, y rendirle culto a San Baltazar.

Lamentablemente la iglesia católica tiene un gran peso en nuestras costumbres y hasta en nuestras leyes provinciales. Si bien el Estado argentino es laico, en Corrientes posee un peso preponderante, lo cual ocasiona que cada avance como sociedad deba estar atado a la opinión de la institución religiosa. Sin embargo, con todos sus defectos y virtudes, sigo eligiendo a esta ciudad situada a la margen del Río Paraná como mi lugar para vivir.

 

Cristian Cáceres.

25/08/2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *