BIBLIOTECA LIBRE

Biblioteca Libre

Fue en una de esas conversaciones casuales y banales cuando a Clara se le escapó la palabra “Biblioteca Libre”. La conversación continuo pero yo me quedé tildado por lo que acababa de escuchar; le pedí que me contara más sobre las bibliotecas libres en Alemania y ella sin problemas me lo contó todo.

Las Bibliotecas Libres son muebles urbanos que contienen libros que son gratis para la gente. Generalmente están ubicadas en lugares públicos como plazas, peatonales o veredas. La gente puede acercarse, buscar un libro de su agrado y llevárselo a su casa gratis. No hay nadie que custodie las bibliotecas libres, ni llaves, ni candados, ni cámaras de vigilancia, nada!; eso sí, para que el proyecto funcione la gente tiene que respetar la única consigna: “Llevate un libro gratis, pero dejó otro en su lugar; así siempre habrá libros para el que viene después de vos”.

Escuché sobre esta iniciativa por primera vez en Septiembre del 2010 gracias a Clara E. (Austria) cuando me encontraba haciendo un curso internacional de noviolencia en Ahmedabad, India. Y, en aquel momento, sin tener en claro cómo o cuando, me prometí a mi mismo que haría una BL en mi ciudad, si o si.

La 1° Biblioteca Libre se hizo en Alemania en el 2010, posteriormente muchos países de la Unión Europea imitaron la incitativa, y así se fue expandiendo hasta llegar a USA, Canadá, etc, etc.

La 1° Biblioteca Libre de Sudamérica se hizo en Corrientes Capital a fines del 2013, aunque por cuestiones burocráticas recién se pudo instalar en la Costanera Sur en Enero del 2014. Luego, ese mismo año se inauguraría una 2da Biblioteca Libre en la distinguida Plaza Italia (Av. Placido Martínez y San Juan).

Fue un gran desafió para mi concretar algo así, en aquellos tiempos no tenía ni un peso (o dicho de otra forma, tenía lo suficiente para mis necesidades básicas y no para llevar a cabo un proyecto socio-educativo de tal magnitud) y tampoco tenía ningún contacto en la municipalidad ni en la política.

Aun así, hice todo por derecha, fui a la municipalidad con la propuesta y con algunas fotos. La historia es larga, tediosa y aburrida, voy a resumir diciendo lo que ya se imaginan: los políticos standar no entendieron la idea y me dieron más vueltas que una calesita. Por suerte, con el tiempo pude dar con la persona indicada, un funcionario joven de unos treinta y pico que llegaba a la política con la mente fresca y con ganas de cambiar las cosas. Miguel Cabrera (*actual subsecretario de turismo de la municipalidad de Corrientes) apoyó la idea y me dió la autorización para poner la BL en lugares públicos de la capital.

Con respecto a la financiación, la BL es un proyecto “autogestionado”, es decir que no se pidió ayuda económica a ninguna institución ni gobierno; en cambio se pagó por medio de la venta de bonos de 10 pesos

Póster Explicativo: "Dejanos un libro y llevate otro"

Póster Explicativo: “Dejanos un libro y llevate otro”

argentinos cada uno. En menos de 2 semanas ya había vendido todos los bonos y poco tiempo después ya estábamos instalando la 1° Biblioteca Libre de Sudamérica.

Para mi este proyecto es un sueño hecho realidad y un gran logro. Actualmente cualquier correntino puede obtener un libro para leer de forma gratuita, y a su vez, tiene un lugar en donde dejar los libros que ya no lee más o que no necesita para que otros se vean beneficiados. Este es el tipo de proyecto en que todos ganan, ya que los libros que uno no necesita pueden ser de mucha utilidad para otro, y viceversa. 

Claro que este tipo de proyectos representa un gran desafió cuando se implementa en lugares donde la gente todavía no respeta del todo la idea de “Bien Publico” o “propiedad Pública”; pero tengo absoluta confianza que con el tiempo, se va a generar una cultura de respeto por los bienes compartidos, y eso se va a traducir en una mejor calidad de vida para tod@s.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *