BIBLIOTECA LIBRE

Biblioteca Libre

Fue en una de esas conversaciones casuales y banales cuando a Clara se le escapó la palabra “Biblioteca Libre”. La conversación continuo pero yo me quedé tildado por lo que acababa de escuchar; le pedí que me contara más sobre las bibliotecas libres en Alemania y ella sin problemas me lo contó todo.

Las Bibliotecas Libres son muebles urbanos que contienen libros que son gratis para la gente. Generalmente están ubicadas en lugares públicos como plazas, peatonales o veredas. La gente puede acercarse, buscar un libro de su agrado y llevárselo a su casa gratis. No hay nadie que custodie las bibliotecas libres, ni llaves, ni candados, ni cámaras de vigilancia, nada!; eso sí, para que el proyecto funcione la gente tiene que respetar la única consigna: “Llevate un libro gratis, pero dejó otro en su lugar; así siempre habrá libros para el que viene después de vos”.

Escuché sobre esta iniciativa por primera vez en Septiembre del 2010 gracias a Clara E. (Austria) cuando me encontraba haciendo un curso internacional de noviolencia en Ahmedabad, India. Y, en aquel momento, sin tener en claro cómo o cuando, me prometí a mi mismo que haría una BL en mi ciudad, si o si.

La 1° Biblioteca Libre se hizo en Alemania en el 2010, posteriormente muchos países de la Unión Europea imitaron la incitativa, y así se fue expandiendo hasta llegar a USA, Canadá, etc, etc.

La 1° Biblioteca Libre de Sudamérica se hizo en Corrientes Capital a fines del 2013, aunque por cuestiones burocráticas recién se pudo instalar en la Costanera Sur en Enero del 2014. Luego, ese mismo año se inauguraría una 2da Biblioteca Libre en la distinguida Plaza Italia (Av. Placido Martínez y San Juan).

Fue un gran desafió para mi concretar algo así, en aquellos tiempos no tenía ni un peso (o dicho de otra forma, tenía lo suficiente para mis necesidades básicas y no para llevar a cabo un proyecto socio-educativo de tal magnitud) y tampoco tenía ningún contacto en la municipalidad ni en la política.

Aun así, hice todo por derecha, fui a la municipalidad con la propuesta y con algunas fotos. La historia es larga, tediosa y aburrida, voy a resumir diciendo lo que ya se imaginan: los políticos standar no entendieron la idea y me dieron más vueltas que una calesita. Por suerte, con el tiempo pude dar con la persona indicada, un funcionario joven de unos treinta y pico que llegaba a la política con la mente fresca y con ganas de cambiar las cosas. Miguel Cabrera (*actual subsecretario de turismo de la municipalidad de Corrientes) apoyó la idea y me dió la autorización para poner la BL en lugares públicos de la capital.

Con respecto a la financiación, la BL es un proyecto “autogestionado”, es decir que no se pidió ayuda económica a ninguna institución ni gobierno; en cambio se pagó por medio de la venta de bonos de 10 pesos

Póster Explicativo: "Dejanos un libro y llevate otro"

Póster Explicativo: “Dejanos un libro y llevate otro”

argentinos cada uno. En menos de 2 semanas ya había vendido todos los bonos y poco tiempo después ya estábamos instalando la 1° Biblioteca Libre de Sudamérica.

Para mi este proyecto es un sueño hecho realidad y un gran logro. Actualmente cualquier correntino puede obtener un libro para leer de forma gratuita, y a su vez, tiene un lugar en donde dejar los libros que ya no lee más o que no necesita para que otros se vean beneficiados. Este es el tipo de proyecto en que todos ganan, ya que los libros que uno no necesita pueden ser de mucha utilidad para otro, y viceversa. 

Claro que este tipo de proyectos representa un gran desafió cuando se implementa en lugares donde la gente todavía no respeta del todo la idea de “Bien Publico” o “propiedad Pública”; pero tengo absoluta confianza que con el tiempo, se va a generar una cultura de respeto por los bienes compartidos, y eso se va a traducir en una mejor calidad de vida para tod@s.

FIESTA LATINA EN RUSIA

BAR LATINO RUSIA 2332

 

Victoria me invitó a bailar a un “bar cubano” con sus amigas del trabajo.

Yo, por mi parte, invité a un amigo argentino, Ricardo, y a una amiga rusa que habla español muy bien, Irina. Ricardo, a su vez, vino con Victor, otro ruso que habla español perfecto.

piteri pit 2251

Yendo al bar cubano con Victoria y sus amigas (San Petersburgo, Rusía).

Por cierto, ¿mencioné que el idioma español está de moda en Rusia? Es sorprendente la cantidad de gente que estudia o habla español aquí, y es sorprendente la cantidad de escuelas en las que se enseña el idioma español (a elección, pues pueden elegir otros idiomas también).

Volvamos a la fiesta. Éramos muchos. Entre las amigas de Victoria que no dejaban de llegar y mis invitados tuvimos que cambiarnos a una mesa grande.

El lugar era el típico “BAR LATINO” que uno puede encontrar en muchas partes del mundo. Había una barra de tragos, sillas y mesas sencillas pero coloridas, cuadros de Fidel, el Che, y algún que otro artista latinoamericano.

Los dueños son cubanos, pero en el staff hay colombianos, panameños y gente de países latinoamericanos. De hecho, había un exceso de personal que se abarrotaba en la barra, y que además de trabajar se divertía sacando a bailar a los comensales cada tanto. Ellos bailaban muy bien y sus movimientos eran atractivos para las mujeres rusas. Los rusos, en cambio, solo miraban el show desde sus mesas mientras tomaban algo.

El lugar estaba bien, pequeño pero cálido. Noté que la gente se sentía a gusto con la música y con la atmosfera. Acá en Rusia, a mucha gente -especialmente a las chicas- le gusta bailar ritmos latinos como la salsa, la bachata o el merengue, etc.

De nuestra mesa pocas personas se animaban a bailar. Primero por timidez, pero también (y quizás mayormente) porque no habían muchos valientes que sacaran a las chicas a bailar. Pasó un rato para que los latinos presentes se activaran y comenzaran a revolucionar el lugar.

Esa noche estuvo repleta de personajes llamativos, graciosos y también olvidables.

Sin dudas, el personaje de la noche fue un panameño que era exactamente igual a Homero Simpson pero en versión chocolate.

IMG_2325

Homero Simpson -versión latina- seduciendo con su baile. ¡Que país generoso!

Era un personaje querible y a su vez algo -o muy- detestable.

Querible porque era simpático y gracioso. Detestable, porque ya siendo un tipo grande (unos cuarenta y largos) es bastante inmaduro y, fuera de cámara, se refería a las mujeres de forma muy degradante y deshumanizante. Corto acá y después volveremos con este personaje polémico.

Las conversaciones transcurrían en ruso, inglés o español, dependiendo de cada persona y de cada grupo. Entre los tragos más solicitados estaban la caipiriña y el mojito cubano, aunque claramente la cerveza tenía el monopolio en la mesa.

La gente bailaba, conversaba, la pasaba bien.

Cada tanto se escuchaba al panameño gritando: “¡Diii Jayyyy! ¡¡¡Pon música pal culeo!!! ¡¡¡Pon música pal culeoooo!!!”

El DJ no le prestaba mucha atención y de hecho era algo antipático. Y ahora que lo recuerdo, ¡se parecía a Obama!

El panameño sacó a bailar a cada una de las amigas de Victoria durante toda la noche. Eso estuvo bien porque el tipo encendió la fiesta y animó a la gente a bailar. Era un auténtico “show man”, no solo bailaba bien sino que también era gracioso y divertido.

Otra vez se escuchó: “¡Diii Jayyyy! ¡¡¡Pon música pal culeo!!! ¡¡¡Pon música pal culeoooo!!!”

Obviamente lo decía en español, por eso el 99% de los rus@s no lo entendían.


Dentro del grupo con el que salí había dos chicas rusas con las cuales tenía buena conexión y que me parecían muy atractivas. Nuestra relación es de amistad pero no voy a negar que tengo interés por ellas.
La cuestión es que, me daba un poco de vergüenza bailar ritmos latinos en un lugar en donde había latinos que sí saben bailar y que la descosen en la pista. El bailar cerca de ellos hace que uno parezca un jubilado de 80 años bailando el “carnaval carioca” en el casamiento de alguien.
Mmm… bueno, en realidad, ese no era el problema. La verdad es que me daba un poco de vergüenza o de timidez bailar con cualquiera de las dos chicas que dije que me interesaban.
Logré soltarme un poco más y baile no solo con ellas y sus amigas, sino que también animé un poco la fiesta junto con los otros latinos.
En un momento estaba intentando bailar reggaetón con una de las dos chicas en cuestión y… no me podía soltar lo suficiente para bailar “bien pegao” como dicen los amigos del Bar. No me salía, no me animaba, me veía y me sentía ridículo.
A su vez, tenía que concentrarme muchísimo en no escuchar las letras de reggaetón. Un mínimo error y esas letras podrían colapsar mi sistema nervioso central, haciendo que me desplome en el piso y que quedara ahí tirado, sin fuerzas para defenderme de las contingencias de la vida.
En conclusión, cuando finalmente pude ser más tolerante con este género (?) musical y menos cagón (¿o más valiente?), todo encajó mejor y me encontré bailando reggaetón bien pegado. Debo confesar que no se veía ni se sentía mal, al contrario, se sentía muy bien y hasta recibí elogios sinceros por mi performance.
Gracias al reggaetón pude conectarme más con esta chica y… lo demás es información ultra clasificada que posiblemente se dará a conocer el libro sin lujo de detalles.
Ahora entiendo por qué la gente baila reggaetón!!! Woaw! Uno aprende cosas nuevas todos los días.

Otra vez, ese panameño (a veces insoportable) gritando como un loco: “¡Diii Jayyyy! ¡¡¡Pon música pal culeo!!! ¡¡¡Pon música pal culeoooo!!!”

El DJ, que no solo se parecía a Obama en aspecto sino también en las expresiones: tenía esa cara de desidia (o de orto) característica del ex-presidente norteamericano o del dibujo animado “Droopy”. Seguramente por tener que soportar los pedidos del panameño (¡alto hinchapelota!).

La fiesta se encendió. Todo el mundo estaba bailando, riendo y pasándola bien. El lugar era pequeño y conversé con todas las personas en ese bar, sobre todo con los latinos. Hasta puedo decir que trabé amistad con el panameño y con gente del staff.

En un momento, salí a afuera para tomar aire fresco y ahí estaba Homero Simpson versión latina. Estaba solo fumando un cigarrillo.

Tuvimos la típica “conversación de hombres”: hablamos de las chicas que había esa noche, me contó historias del bar y también algunas conquistas amorosas, etc.

Todo estuvo bien hasta que el tipo, tan agradable y gracioso, mostró una faceta bastante desagradable.

Se refería a las mujeres de forma muy degradante y deshumanizante. Voy a recortar algunas partes de aquella conversación:

Joan: -¿Has visto a la hembra de pelo rojo? Bueno, estuvimos bailando así bien sabrosito y todo, pero no aflojaba. Cuando fue pal baño, la esperé afuera y cuando abrió la puelta me metí rápido, puse traba y la besé. Hasta ahí todo bien, después le baje el corpiño y… -usen su imaginación-. Pero al rato dijo: “Solo bailamos, ¡¡¡solo bailamos!!!” Y se me escapó. Ya tenía la pinga lista pa metérsela.

-¿Estabas por hacerlo en ese baño?

-¡Eh, que tu no sabe’! A ese baño nosotros le decimo el cojedero, ahí ha pasado de todo. Si e’ pequeño, pero bueno, te tira al piso y hace lo que quiera.

-Che, ¿pero estabas por tener sexo sin protección?, ¿no usas protección vos?

Joan se enderezó, llevó su cabeza ligeramente hacía atrás, y extendiendo los brazos con el cigarrillo en una de sus manos me dijo: “¡Noooo hermano yo no uso protección!”.

-¡Pero mirá si dejas embarazada a una mina o si te contagias algo!

Otra vez, infló el pecho y extendiendo los brazos -como excusándose- me dijo: “Mira hermano, te voy a decir algo, aquí en Rusia el aborto e’ legal y gratuito”.

“Legal y gratuito”, repitió.

Yo me quedé con la boca abierta, no podía creer lo que estaba escuchando. Siendo un tipo grande, de unos 40 y largos, era mucho peor que un adolescente irresponsable, era un tipo totalmente inescrupuloso. No le importaba nada la otra persona.

Fumó su cigarrillo una vez y se apresuró a agregar algo más:

-Mira hermano, eso del embarazo no e’ problema aquí. De lo que te tiene que cuidar e’ de la’ enfermedades. Y yo, con la experiencia que tengo, ya sé cómo son los culo’. Sé cuándo un culo esta borracho, cuando un culo quiere bailar, cuando un culo quiere cojel, o cuando un culo está enfermo”.

Mientras hablaba yo lo miraba con los ojos bien abiertos, no podía creer lo que estaba escuchando. Se refería a las mujeres con el nombre genérico de “culo”, como si una mujer -¿hay algo más bonito en la galaxia?- fuera solo un agujero, un pedazo de carne, o un objeto. ¡Que horrible! Estaba realmente incómodo y hasta enojado, hace mucho tiempo que no participaba en una conversación así. Y él seguía como si nada:

-¿Cómo sabes cuándo un culo está enfermo? Bueno, ¡e’ fácil! Metes tus dedos en la vagina y si huele a pescao es porque ese culo está enfermo, ¡y mejor vete de ahí! ¡Te vas de ahí!

Yo estaba en silencio. No es que estuviera shockeado ni impresionado pero me agarró con la guardia baja. No esperaba escuchar semejantes barbaridades del bailarín de la noche. Y para colmo, el tipo, como si yo estuviera interesado en tomar notas de su consejo siguió repitiendo:

-Tu solo mete lo dedos, si huele mal ¡mejor vete de ahí!

Dentro de mí: “¡Ahhhhhh por favorrrrrr! ¡¿Qué hago acá y qué hago en esta conversación?!”. Corté antes de perder la cordura y me fui para adentro.

-Bueno Joan, muy interesante la conversación y gracias por los consejos.

-Por favor mi hermano, ¡pa’ servirle!

***Antes de seguir –y para que no digan que soy un exagerado- tengo que decir que escribí solo un 20% de las barbaridades que dijo, el resto… simplemente no puedo reproducirlo, es realmente aberrante.


Tengo que decir que esa noche, cuando llegué a mi casa, estaba algo furioso. Me molestó mucho la forma en la que se refirió a las mujeres: “Un culo”. ¿Qué le pasa? ¿Cómo un tipo de más de 40 puede ser tan imbécil y maleducado?. A su vez me enojé un poco conmigo mismo, pensé: “¿Tendría que haber dicho algo?, ¿Hubiera cambiado algo o solo me hubiera ganado la enemistad de todo el staff por ‘moralista’?, ¿Estoy exagerando o me estoy loco?”, etc.

Volviendo a la fiesta…

Decidí que yo estaba en plan de pasarla bien, a causa del trabajo no había tenido tiempo de salir de fiesta y esa era la primera noche en que salía a bailar en San Petersburgo.

Una amiga se fue más temprano para no perder el metro. La acompañé hasta la calle para despedirla y cuando volví al bar, estaba otra vez mi “amigo” fumando en la entrada. Me dijo con su tonada panameña+cubana+sabe quién qué más:

-Oye hermano, ¡esa sí que está bien guapa! Cometiste un error en dejarla ir.

-¿Por qué?

-¡Porque ella quiere contigo! ¿No te diste cuenta? Esa mujel tiene los ojos del culeo.

-¿Los ojos del QUÉEEEE…..?

-¡Los ojos del culeo! ¡Significa que ella quiere culear contigo hombre! Yo me di cuenta, cuando te mira, te mira diferente.

O sea, el tipo estuvo observando a todo el mundo toda la noche y encima da consejos gratis.

-Aaahhhh…. “los ojos del culeo” -repetí lentamente con sarcasmo-, primera vez que escucho ese término. Gracias Joan por la información. Me voy para adentro con mis amigos.

IMG_2329

El panameño era implacable, se la pasó bailando y seduciendo -o intentando seducir- a todas las chicas del lugar. ¡Que país generoso!

De nuevo en la fiesta:

Una vez adentro y tomando un mojito en la barra, se me acercó un cubano y con una voz súper gruesa me dijo:

Lázaro: -Oye, el rebaño con el que has venido está bien bueno.

Yo: -Si son bonitas, pero no las conozco a todas, son amigas de mi amiga Victoria.

-Mira hay una chica del grupo, la narigona de allí -señaló discretamente-. Me gusta mucho, cuando bailo con ella… no sé… la siento bien sabrosita ¡tu sabe!

-Ajam…

-mira, yo me tengo que ir por una pal de horas y vuelvo, tengo que compral cosas pa’ la cocina. ¿Tu puede anotalme su teléfono y dejalmelo aquí en la barra?

-Brother, pienso que podes pedirle el teléfono vos mismo. Sos un tipo grande, bailas bien, sos carismático. Dale pedile vos que a lo mejor te lo da.

-Si puedo, pero mejol se lo pide tu mi hermano, tu ere’ su amigo. Me lo deja´ aquí en la barra y tú me va a hace’ feli’.

Al igual que los otros latinos de esa noche, este hablaba algo que supuestamente era español. Trato de escribir las conversaciones con la mayor fidelidad posible pero por más que intento no me sale igual.

Palmadita en el hombro y se fue. Dentro de mí: “¿Qué le pasa a esta gente?”

Una situación tragicómica más:

Ya al final de la noche. En medio del bailongo. Se me acercó un chico simpático -creo que ecuatoriano pero no sé- que no trabajaba ahí y salió para divertirse al igual que el resto. Pienso que se animó a hablarme porque notó que soy un tipo sociable y que hablaba con todos.

Se me acercó mientras estaba bailando con mi grupo y con el ruido de la música de fondo me dijo:

-Oye, disculpa pero tengo que hacerte una pregunta.

-Dale bro, no hay problema.

-Pue… lo que pasa es que… me está fallando la aleta y…

-¿¿¿Te está fallando la QUÉEEEEE???

– ¡Que me está fallando la aleta! –gritó-. E’ decir ¡que bailé mucho y necesito desodorante! ¿Tu tiene pa’ prestarme?, ¿O alguien de tu grupo?

Dentro de mí sentía una mezcla de querer explotar de la risa; me dijo: “me está fallando la ALETA”, -¡¡¡como si fuera un pez!!!- Y por otro lado estaba desconcertado por lo creativa que puede ser la gente cuando usa el idioma español. Lamentablemente no pude ayudarlo.

El prematuro festejo del panameño:

De fondo, una vez mas escuchó: “¡Diii Jayyyy! ¡¡¡Pon música pal culeo!!! ¡¡¡Pon música pal culeoooo!!!”

Me acerqué a la barra en donde se aglutinaban los latinos y el panameño estaba festejando (él solo) sus “conquistas amorosas parciales”; después de bailar con el 98% de las chicas del lugar consiguió que un par le sonrieran, lo cual estadísticamente no es meritorio.

Él estaba contento, pues sabía que quizás esa noche tendría chances de alcanzar una victoria, y es por eso que gritó al aire: “¡¡¡HOY COMEMO’ POLLO SEÑORES!!! ¡¡¡HOY COMEMOS POLLO!!!”. Gritaba extasiado mientras golpeaba la madera de la barra con sus dos manos como si fuera un tambor.

Yo no sabía exactamente a qué se estaba refiriendo, pero en mi ingenuidad y por mis ganas de socializar agregué: “¡¡¡POLLO CON FRIJOLES!!!”, lo dije sonriendo, acordándome de una canción de salsa con esa letra.

El me miro decepcionado y se llevó una mano a la frente. Me dijo: “Lo que pasa e que tu no sabe lo que significa COMER POLLO”, “Significa que esta noche vamos a ¡¡¡COJEEEEELLLL!!!” –gritó eufórico!-.


¿Cómo cierro este post? A ver… Conclusiones:

  • Ir a un bar latino en Rusia es una diversión garantizada.
  • Te encontrarás con personajes divertidos y con personajes olvidables.
  • Qué mal que hablan algunos latinos (millones lamentablemente). El idioma español es tan lindo, ¡¡¡hay tantas palabras hermosas y magnificas!!! , ¿Por qué usar palabras tan pobres cuando tenemos un idioma tan rico?, ¿Por qué hay gente que usa palabras incompletas cuando pronunciar la palabra entera suena mejor?, etc.
  • Si bien fui muy duro con el panameño, tengo que reconocer que al menos el vago es auténtico, se muestra tal como es sin ningún filtro. Yo en cambio soy más reservado y diplomático, y me imagino que si fuera más sincero como él, quizás no le caería bien a todo el mundo (viene bien autocriticarse para crecer, pero no siempre es fácil).
  • Definitivamente cuando vuelva a Argentina voy a retomar las clases de salsa y ritmos latinos. Es una música hermosa que vale la pena aprender a bailar y a disfrutar.

LOS CAMPAMENTOS EN RUSIA

campamento en Rusia BEST BEST 1997

 

Tuve la oportunidad, otra vez, de trabajar en un campamento para niños. Pero esta vez en invierno y no en verano.

En Rusia es común y frecuente que los niños vayan de campamento con el colegio o con empresas privadas que brindan este servicio.

Actualmente, “ir de campamento”, forma parte de la cultura rusa. Es una experiencia muy especial, sobre todo para los niños y los más jóvenes.

Me llamó la atención las diferencias entre Argentina y Rusia con respecto a este tema.

En general, no todos los colegios Argentinos organizan campamentos. Y si lo hacen son de corta duración, es decir, de 1 o 2 noches máximo.

La experiencia dura poco y generalmente uno se la pasa jugando al fútbol, al vóley, etc., y comiendo de una gran olla popular en donde alguien cocinó pasta o guiso.

No hay ningún trabajo intelectual o actividades realmente interesantes, solo deporte y guiso. Y si tuviste la mala suerte de ir a un colegio católico, te pudo haber tocado alguna que otra clase de adoctrinamiento en algún tema religioso.

Obvio, uno la pasaba bien también: compartiendo la carpa o la cabaña con amigos, haciendo un fogón y conversando hasta altas horas de la noche, y a veces te tocaban profesores copados que organizaban juegos como el “grillo” o “la búsqueda del tesoro”, etc.

Pero en cualquier caso, no hay un verdadero esfuerzo ni trabajo profesional; a los pibes solo se les revolea una pelota y un plato de guiso. Estoy seguro de que muchos profesores no se dan cuenta del valor de esta actividad y de lo que puede generar en la vida de los niños.


En Rusia, los campamentos son largos. Pueden durar desde 1 semana (mínimo) hasta 1 mes. Es común que al mismo campamento vayan niños de distintas escuelas, de diferentes edades y partes del país, etc.

grupo mas chico smart holidays 2017 1728

Trabajando con el grupo de los mas chicos. Campamento de invierno 2017 de Smart Holidays.

Tanto en verano como en invierno, los niños se alojan en “cabañas” que no son de madera sino construcciones de dos plantas donde no solo duermen sino que tienen salones para atender una gran variedad de clases y actividades. Sorprende lo equipados que están algunos lugares; por ejemplo, en el último campamento al que fui, había un restaurante enorme (acá le dicen “cantina”), karaoke, discoteca, sala de teatro y cine, canchas para casi todos los deportes y hasta un mini-hospital que funcionaba las 24hs, etc, etc.

los chicos con la teacher 1952

En Rusia los niñ@s adoran a sus profesores y los respetan. Ellos se ganaron ese respeto porque dedican muchas energías y esfuerzos para que los chicos tengan una experiencia inolvidable. No se trata de tirarles una pelota de fútbol y que se arreglen.

¿Lugar?

Comúnmente lejos de la ciudad, en medio del bosque. Otras veces cerca de algún río o lago, pero siempre rodeado de naturaleza. Durante la Unión Soviética muchos de estos campamentos eran totalmente gratis y ahora, si bien hay que pagar, el precio es, sin discusión, accesible.

¿Qué hacen estos niños tan pequeños sin sus padres durante una, dos o tres semanas? ¡La pasan genial! Y generalmente repiten la experiencia año tras año. Es todo una industria y una cultura.

ejercicio de la cuerda floja

Campamento de ingles organizado por la empresa Planet English, Verano 2016

Me encantó ver como los niños se relacionaban libremente entre sí, en diferentes espacios. ¡L@s niñ@s en Rusia son geniales! Se comportan muy bien en clase, respetan al profesor y al mismo tiempo son activos en los juegos y actividades al aire libre. Son curiosos, siempre intentan hacer nuevos amigos y buscan una excusa para conversar -después cuando crezcan, es probable que sean menos sociables y que sonrían menos cuando están frente a un desconocido; esto lo desarrollaré mejor en otro artículo.

best best1840

Campamento de ingles de la empresa SMART HOLIDAYS. Invierno 2017.

Casi cada noche, hay una discoteca (¡Un boliche, con música de DJ, luces y todo el show!) para que los niños se diviertan y distiendan después del atareado día.

¡Qué curioso y que gracioso fue ver a los niños y no tan niños bailando en la discoteca! Algunos se mandaban unos pasos muy cómicos, otros trataban de impresionar a sus compañeritas con movimientos “cool”, algunos bailaban solos o en grupos, pero algo era compartido: todos se divertían. Incluso los tímidos o aquellos a los que no les gusta bailar tienen su espacio, ya que a metros del boliche había mesas de ping pong y juegos para que también se diviertan en lo suyo, pero sin aislarse del resto.

Había niños y no tan niños de entre 4 y 15 años por todo el boliche. Los profesores bailaban habitualmente entre ellos, y a veces había un profe por cada grupo de niños pequeños. No había conflictos ni problemas, todos estaban en la suya o pasándola bien con su grupo. ¡Tan pequeños y tan civilizados!

Morí de ternura cuando empezaron a pasar lentos!

Es LA oportunidad de los pre-adolescentes para tener algo de contacto con sus pares. Entonces, los valientes proceden a invitar a sus compañeritas a bailar lentos. En la mayoría de los casos hay acuerdo entre las partes, pero a veces hay algún que otro rebotado -recuerdo a un pibito de 10 años que después de ser rechazado en la pista se quedó exageradamente triste.

Generalmente la chica apoya las manos en los hombros del pequeño caballero, y él apoya las suyas en la cintura de ella. Otros más osados se atreven a bailar casi abrazados, con una sonrisa incipiente o explicita en el rostro. Otros, bailan bien abrazados y ruborizados de la vergüenza pero aun así, con una sonrisa dibujada en el rostro.

summer camp planet english 2016

En Rusia los profesores o los “camp liders” son activos y creativos. Piensan y planifican actividades, workshops y juegos cada día para los niños. Resultado: los niñ@s no solo se divierten sino que también aprenden cosas importantes y créanme que recuerdan estos campamentos para siempre en sus corazones.


TESTIMONIOS:

 

Valentín (15): “¡Me encanta ir de campamento! Voy de campamento todos los años y son mis vacaciones preferidas”

“¡Estos campamentos son excelentes! Muy buenos. Yo vengo desde hace 7 periodos, y está bueno porque acá podes hacer amigos que después conservas por mucho tiempo. Tengo dos amigos que hice en los primeros campamentos y hasta hoy en día hacemos cosas juntos, salimos al cine, jugamos video juegos, etc.”

“¡Acá podes hacer tantas cosas! Podes hacer nuevos amigos, encontrar el amor, hacer enemigos también, todo!”

-¿¡Enemigos?! ¿Algo así como ultra-archí-mega-enemigos? -le pregunté.

-Nooo jajaja, tampoco así, pero a veces uno puede hacer algún que otro enemigo.

 

Lilia (40 y pico): “Era totalmente gratis en la Unión Soviética, y la pasábamos muy bien por 1 o 2 semanas en el bosque. No solo nos divertíamos, hacíamos deporte y comíamos comida saludable en el medio de la naturaleza”.

 

Igor (35): “Fui dos veces, una cuando tenía 10 y otra a los 15 años. Buena experiencia. Acordate de que esos campamentos soviéticos nacieron con la idea de mostrar a los niños cómo sería la vida cuando se llegara al comunismo. Había reglas de comportamiento y se enseñaban buenos valores, el que se portaba mal se mandaba a la casa. Ahora los campamentos usan la estructura soviética con pequeñas modificaciones”.

 

Natacha Montenegro (27, voluntaria de la UN entre otras cosas. Es Suiza, pero trabajó en campamentos en Rusia): “algo lindo de los campamentos en Rusia es que los niños rusos son niños. Se ayudan amablemente entre ellos sin importar la edad o el sexo. Se divierten sanamente”

 

Anastasia (28): “Me encantaba ir de campamento, era salir de mi zona de confort, de mi lugar habitual, para encontrarme con un montón de niños de otras escuelas y de otros lugares de Rusia. Me encantaba conversar y comunicarme con los otros en los campamentos. Me acuerdo que iba con cestas a buscar frambuesas y hongos con mis amigos al bosque, todo era tan ideal”.


¿Que hacía yo ahí?

Me invitaron para trabajar como profesor de inglés. Tenía que dar 6 clases de 40min durante una semana. Había 14 grupos de 12 o 14 niños cada uno. Además de dar clases tenía que conversar con ellos en los recreos y siempre que pudiera, para que conozcan a alguien de otra cultura y para que me practiquen conversación. Estaba, simplemente, en mi salsa.


CUENTOS DE TERROR

La primera vez que conté cuentos de terror en un campamento en Rusia tuve un éxito parcial; en realidad todo salió bien: mis historias fueron bien recibidas y los niños me pedían que visite sus habitaciones para que haga mi show.

Pero un día cometí un error. Sin darme cuenta le conté una historia de terror a un grupo de niños de diferentes edades. Entré al cuarto y había poca luz, la profesora Bárbara estaba cantando canciones infantiles con los niños cuando Masha (María, 10 años) irrumpió en cuarto y dijo: “¡El profesor Pablo va a contar una historia de terror que esta buenísima! ¡Escuchen!”.

Había poca luz en el cuarto (solo una vela en el medio del salón) y no me di cuenta de que había un par de niños muy pequeños mezclados. Apenas si veía sus caras, era la atmósfera ideal para una historia horripilante. No voy a escribir acá los resultados ni detalles de ese incidente; solo voy a decir que esa noche dos profesoras se quejaron y antes de dormir escribí en un cuaderno: “No contar historias de terror en un campamento para niños nunca más”.

Pero no pude con mi genio, me di cuenta que contar historias de terror es algo que me divierte y que puedo hacer relativamente bien. También tengo recuerdos magníficos de las veces que acampé con amigos, y, estando en el medio de la nada, con las estrellas de fondo y el fogón de por medio, alguien se contó una buena historia de terror. Esas cosas uno no las olvida nunca más.

En fin, estando nuevamente en un campamento, me propuse contar historias de terror algunas noches, SOLO y únicamente a los más grandes.

¡Fue un éxito total! -¡Uffff! ¡Gracias a Dios o al universo! Ningún herido-. a los chicos les encantó y pienso que no se van a olvidar de esa historia nunca más, van a recordar ese momento como algo divertido y simpático que pasó.

Cuando terminé de contar la historia al grupo más grande (entre 13 y 15 años), les pedí que me dijeran del 1 al 10, ¿que tal estuvo?. Y les pedí que sean bien críticos, que no me ofendería sino que quiero mejorar. El promedio fue 9.

Nos despedimos, pero nunca me podía ir. Cada vez que amagaba para irme me hacían una pregunta, y otra, y otra. Querían conversar y saber más sobre Argentina. Después de pasarles la mano a cada uno, uno de los chicos me dijo: “Teacher Pablo, ¡you are the best!”

Yo: “¡Gracias, gracias!”

Y le pase la mano a otro, creo que a Iván (¡estaba muy oscuro!), y me dijo lo mismo: “Teacher Pablo,  you are the best!”

Tragué saliva, y le respondí: “¡Gracias Iván!

Y cuando cruzaba la puerta para irme, otro me dijo desde la cucheta del fondo: “Teacher Pablo you are the best teacher in the camp”.

Listó, morí de felicidad, ¡qué adorables son estos chicos!

el camapmento de noche1825

Parte del complejo durante la noche. Aquí los chicos están yendo a cenar.

 

Bueno, el campamento terminó. ¡Mil anécdotas! Acá solo un par (en el libro, habrá más). Después de haber pasado 10 días trabajando en el bosque con niños de todas las edades y partes de Rusia, no puedo más que agradecer estas experiencias y compartir las cosas positivas (y no tan positivas) que viví.

Desde hace varios años que trabajo con niños pequeños (y no tan pequeños) y, alegremente tengo buenas noticias: estoy convencido de que podemos y de que vamos a tener un mundo mejor. Solo es cuestión de trabajar por eso y de preparar lo mejor posible a las nuevas generaciones. Y “preparar” no solo en conocimiento técnico sino también en valores constructivos y darles mucho amor.

UZBEKISTÁN Y LAS PREGUNTAS MOLESTAS – PARTE 2

Samarcand de noche 9181

Titulo alternativo:  UZBEKISTÁN Y EL ÚNICO DÍA EN 8 MESES QUE ME CALENTÉ

Como conté anteriormente, a los uzbek@s les gusta conversar y preguntar cosas, y hay preguntas en las que son particularmente insistentes e insoportables.

Por ejemplo, en el post anterior les conté que si uno interactúa con un uzbek@ este va a formular sí o sí  la pregunta+auto-respuesta: ¿Qué haces acá? ¿Turista?

Pero hay otras preguntas con las cuales el 80% de los uzbek@s son implacables y que resultan extremadamente fastidiosas para un occidental.

Son preguntas relacionadas con el dinero y con lo material.

Una de las primeras cosas que te preguntan es ¿Cuánto es el sueldo promedio en Argentina?, y ¿Cuánto es tu sueldo?

Muchas veces te preguntan “¿cuánto ganas?” incluso antes de preguntarte tu nombre o tu país. Es algo curioso e incómodo. Imagínense que acaban de conocer a alguien en la calle, y a los 5 segundos lo primero que te pregunta es ¿cuánto ganas?; para mí, y creo que para el 70% de los occidentales, es un pregunta inapropiada, fuera de contexto y hasta molesta.

Los sueldos en este país son bajos y los buenos trabajos escasean, es por eso que mucha gente aquí está muy pendiente del dinero y de lo material. Piensan mucho en eso y hablan mucho del tema.


En mi segundo día en Uzbekistán, fui a comer a un restaurante con una familia Argentina que había conocido una semana atrás en Tayikistán. Antes de ordenar la comida siempre me fijo el menú y los precios, la verdad es que el restaurante era muy lindo y los precios muy bajos para el bolsillo de un Argentino.

La cena estuvo muy bien, comimos rico y variado. Cuando llegó la cuenta me di cuenta de que todo fue muy económico por suerte, pero… había un ítem que no sabía que era y que sumaron a la cuenta: no era mucho dinero pero quería saber que era.

-¿QUÉ ES ESTO? -Pregunté señalando el ítem desconocido en la factura.

-¡SERVILLETAS!, ¡Las servilletas también cuestan dinero! -dijo el mozo sonriendo con cara de “por Dios, ¡¡¡qué preguntonta!!!”.

¡Qué país tan raro!, No me cobran servicio de mesa pero me cobran las cuatro servilletas azules y miserables que había allí. ¡¡¡Cuatro!!!, ¡Ni 5 ni 7 servilletas! ¡¡¡Cuatro!!!


A diferencia del resto de Asia Central, en Uzbekistán la gente es menos hospitalaria y es difícil que te inviten a sus casas. Esto se debe a ciertos hechos históricos (la Masacre de Andijan en 2005 por ejemplo) y también a una ley relativamente reciente que prescribe que el extranjero tiene que registrarse en hoteles o hostels cada tanto, lo que dificulta la posibilidad de alojarse con los locales.

En este contexto, me las ingenié para no romper la ley y para alojarme con familias locales. Es así que pasaba dos o tres días con una familia, y luego me registraba por una o dos noches en un hostel económico. Repetí esta secuencia hasta el fin de mis días en el país.

NUKUS familia cerca 9760

La familia divina pero el señor de remera verde…

Pasé mis últimos días en la ciudad de Nukus, donde me alojé en la casa de Serik (42), Neska (42), Yandos (21), Gaujar (15) y Aya (2). También vive con la familia la mujer de Yandos, ella es la Kelin de la casa y se llama Yunduz (21).

La familia es encantadora con excepción del padre: alto hinchapelota y pariente cercano de los cavernícolas. Los miembros de la familia hablan cuatro idiomas cada uno (Uzbeko, Kazajo, Ruso y Karakalpako), son educados y agradables, en cambio el “jefe” de la casa, Serik, es más parecido a Homero Simpson que a un padre de familia típico de Asia Central.

No hubo día que no me preguntara por cosas materiales. Desde el primer momento me preguntó por el sueldo medio de argentina, por mi sueldo, ¡y no le bastó! También me preguntó (como una ametralladora) por el sueldo de mi padre, de mi madre, de mis hermanos y hasta de mis vecinos, ¡¡¡como si yo lo supiera!!!

Creo que en esos días hasta me preguntó por el sueldo del presidente de Argentina; información que en aquel momento no tenía actualizada y que, a mi gran pesar, no sació la curiosidad de Serik.

Tan insoportables eran sus preguntas y su presencia que me pasaba gran parte del día en la calle paseando, explorando y conociendo gente.


Una noche fui a una parada de taxi para volver a mi casa a la casa de la familia Uzbeka que me estaba alojando. Había un grupo de cinco taxistas, fumando  y conversando. Encaré al grupo y les dije: “Tengo que ir a esta dirección, 5000 COM, no más” (¡5000 COM es nada! Serían unos 17 Pesos Argentinos).

Después de regatear unos segundos, uno de los conductores me dijo que sí. Antes de irme, un taxista muy alto se me acercó y preguntó:

-¿De dónde sos?

-De Argentina.

-¡¡¡Ohhhh!!! ¡¡¡Woaw!!! ¡¡¡Cómo Messi!!!

-Sí, Messi es Argentino.

-Messi es rico -pienso que lo dijo como un enunciado.

-Sí, Messi es rico.

-¿Cuanto es el sueldo de Messi?

A esa altura el vago no sabía ni mi nombre, ni qué hacía en su país, ni nada, pero empezó con esa pregunta.

-No sé, Messi es multimillonario, ni él sabe cuánto gana.

-¿Y vos, sos millonario como Messi?

A ver… ¿cómo les explico? Tuve que bancarme las preguntas boludas de los uzbekos durante 29 días (eran mis últimos días en Uzbekistán) y a esta altura, cualquier pregunta boluda ya me agotaba y hasta me irritaba.

-No, no soy millonario como Messi.

-¿Cuánto es tu sueldo? ¿Mucho?

-No mucho.

Con una sonrisa de idiota y como si fuera mi compinche de toda la vida dijo:

-Ahhh… Daleeee… Decime a ver ¿cuánto es tu salario? ¡Exactamente!

-Mira, no tengo tiempo ni ganas de hablar con vos.

Mientras me subía al taxi destartalado, el taxista tan alto como idiota me decía riendo:

-¡Daleeee…. Decilo! Sos rico también, Siiiii… vos sos rico como Messi -lo dijo riendo y haciendo el “give me five” con sus colegas.

Una vez dentro del auto, estaba caliente. Creo que estaba tan enojado que me puse de color rojo y hasta me olvidé de respirar por unos segundos.

Quizás al que lee esto no le parezca para tanto, pero después de tener que tolerar conversaciones parecidas todos los días, ya estaba bastante harto -sí, yo que soy bastante tranquilo, me empezaron a sacar la paciencia-. Ese flaco me hizo calentar, pero no me salió mandarlo al carajo, primero porque no hizo nada con maldad -es así por su cultura y por lo que le tocó vivir-, y segundo porque no me sale natural putear a la gente -a un político corrupto puede ser, pero a la gente común no-.


Ya con la calentura que me generó este último pelmazo -“pelmazo”¡que buena palabra! – y con el fastidio acumulado de las bolu-preguntas de los últimos 29 días, fui a la casa de la familia que me estaba alojando para despedirme, pues después de la cena tenía que tomar un tren a Kazakhstan.

La casa estaba arreglada como siempre, pero se la notaba un poco más linda y radiante, seguramente debido a mi despedida.

La madre y la *Kelin prepararon una comida típica que nunca había visto, era como un “Beshbarmak” pero con una pasta en forma de monedas gruesas.

Durante la cena, les mostré algunas fotografías impresas y les dije que podían elegir dos como regalo. Al padre no le interesó o no me escucho, pero la hija adolescente eligió alegremente dos: una de mi hermana con su marido en un restaurante, y la otra de unos niños Correntinos jugando en la calle.

En la entremesa, todos estábamos echados en la alfombra y apoyados en los almohadones mientras hacíamos la digestión. Fue entonces cuando Serik empezó otra vez con sus preguntas insoportables.

Me preguntó, con mucho interés y desbordado entusiasmo: “¿Pablo, cuánto gastas por día?”, “¿Cuánto salió el pasaje de avión?”, etc, etc.

Respondí todas sus preguntas pero hubo una que me pareció rara y me hizo sentir incómodo. Me preguntó: “¿Cuánto dinero tenés ahora, en este momento?”

Ya me había hecho esa pregunta el día anterior, pero la esquivé y no la respondí. Ahora no podía ni tenía ganas de esquivarla, pero les voy a contar algo: yo ya estaba harto y cansado de las preguntas de Serik.

Como dije, estábamos todos en el living, echados y cómodos. Yo estaba mirando la televisión (había una película de Zombis) mientras tomaba té y conversaba con los demás. De alguna manera, me encontraba dándole la espalda a Serik, pues quería evitar que me mirara y me preguntara boludeces.

Cuando me hizo esa pregunta otra vez, me voltee furioso y lo miré fijo a los ojos con mucha seriedad (no podía disimular mi descontento). Le hablé sin levantar la voz pero con firmeza:

-Serik, ya me preguntaste eso ayer y la verdad no entiendo por qué te interesa tanto ni cuál es tu intención. No sé por qué te interesa saber cuánto dinero tengo conmigo en este momento. Pero te voy a decir algo: en el continente americano y en Europa, es muy inapropiado y de mala educación hacer este tipo de preguntas. Si no lo sabías, te lo digo ahora para que lo sepas. No le voy a responder y le pido que no me lo pregunte otra vez.

El tipo se quedó callado y confundido. Parece que le di mucha información junta por quedó como en cortocircuito y con los ojos desorbitados. Me respondió apresuradamente:

-Sí sí sí, discúlpame, entendí.

No sé cómo lo tomó pero se quedó en silencio por un buen rato. Disfrutar de la película de Zombis o del resto de la familia fue en vano, ya me hizo calentar y estaba colorado como un tomate, alojándome en la casa de un tipo que me hizo y me hacía sentir incómodo.

Increíblemente, 5 minutos después, Serik -como cambiando de tema para liberar la tensión- me señaló su televisor de plasma -sí, no tenían auto ni muchas cosas, pero tenían un plasma enorme- y me preguntó:

-¿En tu casa el televisor es así o más grande?

Como un Zombi y tratando de abstraerme lo más posible de la situación respondí:

-Tu televisor es un poquito más grande Serik, y definitivamente más nuevo.

Agradecí a todos por la comida y por el alojamiento, y después de regalar unos chocolates me fui a tomar el tren.

con el padre hinchapelota NUKUS UZ

Posando con uno de los tipos mas insoportables que conocí en mi vida

Ya en mi compartimiento y mirando al horizonte por la ventana del vagón, me sentí aliviado de estar viajando a Kazakhstan. Suspiré varias veces mientras abandonaba “el país de las preguntas molestas” y no por nostalgia sino porque sabía que estaba yendo a un mejor lugar.

“KAZAKHSTAN, DULCE HOGAR”

Tan pronto como crucé la frontera y puse un pie en Kazakhstan, me di cuenta de que nadie me hacía esas preguntas. Al subirme a un colectivo o a un taxi, nadie me preguntó -ni siquiera- “¿de dónde sos?”

La población de Kazakhstan tiene un nivel educativo y un estándar de vida considerablemente mayores al que tiene la gente en Uzbekistán. Pareciera que (a nivel poblacional, no me refiero a casos particulares) a mayor educación, la gente se mete menos en tu vida y es menos chismosa. Al contrario, con menos educación, la gente se mete más en la vida de los demás y florecen ciertos hábitos desagradables como el chusmerío o la envidia, etc.

Estaba contento de visitar este país por segunda vez. Ya me imaginaba aventuras en nuevas ciudades, y sonreía con el solo hecho de pensar en que visitaría a varios amig@s otra vez.

A su vez, los días siguientes fueron días de recogimiento y reflexión. Pensé mucho sobre lo que me había dejado Uzbekistán y sobre lo que escribiría de aquel país en mi futuro libro. Hay que ser muy cuidadoso con lo que uno escribe y ser lo más imparcial posible.

Los viajes nos enseñan cosas: siempre trato de mejorarme como persona y de preocuparme solo por las cosas que son realmente importantes; pero esos días en Uzbekistán me enseñaron que todavía me falta mucho por aprender, y que tengo menos paciencia de la que pensaba.

Voy a contarles mis conclusiones en otro post, aquí solo quiero contarles esta anécdota de la cual todavía no puedo reírme, pues tengo que esperar un tiempo más para poder recordarla como algo gracioso. Nos vemos!

 

*Kelin: en las familias musulmanas -al menos en Asia Central-, es el nombre que se le da a una mujer que esta casada y que vive en la casa de sus suegros junto a su marido. Ser Kelin significa que uno vive con su marido en la casa de sus suegros y que tiene ciertas obligaciones y responsabilidades, por ejemplo: cocinar y limpiar no solo para su marido y su familia, sino también para sus suegros. Hay chicas que se sienten orgullosas de ser Kelin pues es parte de su cultura, y otras más modernas a las que no les gusta la idea.

UZBEKISTÁN Y LAS PREGUNTAS MOLESTAS – PARTE 1.

khiva-perfil-9593

 

UZBEKISTAN Y LAS PREGUNTAS MOLESTAS – PARTE 1.

¡Qué lindo es Uzbekistán!  Si te gusta la historia y la arqueología, este es “EL” lugar en Asia Central. Por aquí han pasado diferentes imperios, culturas y nacionalidades. Se respira historia en cada esquina, de hecho, si levantas una baldosa lo más probable es que salga algo de historia. La comida es sabrosa y su gente tan amigable como conversadora.

Ahora, cada vez que interactuaba con un local siempre me hacían la siguiente pregunta seguida de una auto-respuesta:

¿QUÉ HACE USTED ACÁ? –pregunta-, ¿ES TURISTA? –auto-respuesta.

O más directo: ¿Qué haces acá? ¿Turista?

En algún momento escuché tantas veces esta pregunta + auto-respuesta que pensé en cambiar mi respuesta para hacer la conversación con los Uzbekos un poco más entretenida.

Mi primera víctima fue una chica uzbeka que trabaja en la recepción de un hostel en Tashkent. Ella me preguntó de forma decorosa y en un inglés impecable:

-¿CUÁL ES EL PROPOSITO DE SU VISITA?

A ver… esta mina es licenciada en Turismo y habla mínimo 4 idiomas. Segundo: mi VISA es una ¡¡¡VISA DE TURISMO!!! (inspeccionó mi pasaporte minuciosamente antes de hacerme esa pregunta) y, tercero: ¿qué pretende que le responda? “No, de turista no, vine a trabajar”, o… “no vine de turista, sino que vine a desenterrar un dinosaurio”.

Entonces… aclarado el contexto y dicho que ya me habían preguntado tantas veces lo mismo, la miré con cara de póker y le dije en ruso: “El propósito de mi visita es largo y aburrido, creeme que no lo querés saber”.

-¡Por favor! –con los ojos cerrados y una sonrisa protocolar–. Tengo mucho tiempo, dígame a que se debe su visita.

Bueno, te voy a decir, pero es un secreto –yo, cara de póker, inmutable, no se me movía ni un musculo. No tenía cara de serio ni de amargado, sino cara de nada, inexpresiva casi.

-Ajam… -ya se moría de la curiosidad.

-Vine a matar al nuevo presidente…

¡Silencio eterno! Si ya era blanca, entonces se puso más pálida todavía! y se le abrieron los ojos se cómo un huevo frito.

Yo, cara de póker, no se me movía ni un musculo.

La chica quedó en silencio y paralizada, nos quedamos mirando por un rato, pienso que mientras más me retrasaba en decirle que era una broma más nerviosa se ponía.

¡Listo!. ¡¡¡Ya me divertí!!!, pero no fue tan divertido para ella: tuve que decirle varias veces que era una broma, hasta que finalmente suspiró y respiró aliviada.

 

Segunda víctima:

En Nukus, tenía que cambiar 50 dólares por dinero uzbeko para mi última semana en Uzbekistán antes de cruzar por tren a Kazakstán. Un tipo grandote vestido de negro (los que cambian plata en Asia Central siempre tienen camperas de cuero negro) me ofreció cambiarme dinero. Enseguida se acopló otro tipo, un poco más bajo pero igual de morrudo.

Después de negociar y acordar la tasa de cambio, hicimos el intercambio y OTRA VEZ me preguntaron todo lo mismo, cuando llegamos a la parte de: ¿QUÉ HACES ACÁ?, ¿TURISTA?

Yo, cara de póker:

-Es un secreto.

-Por favor, díganos.

-Es un secreto, ustedes no pueden saber.

-¡Dale hermano! Contanos.

-Vine a matar al nuevo presidente.

¡Silencio total! ¡Quedaron duros, como tildados! No esperaban esa respuesta. Con los ojos abiertos, los dos grandotes quedaron congelados por unos segundos. Después el más grandote, sin quitarme la mirada le dijo al otro entre dientes:

“ESTE ES UN TIPO PELIGROSO…”

-¡Es un chiste! ¡Una broma!

-… -silencio y suspicacia-

-Soy solo un turista, ¡quería hacerles una broma!

Los cambistas, serios pero aliviados, me dijeron:

-No es un buen chiste, sería mejor que no hagas ese chiste acá.

Ahí empecé a darme cuenta de que lo que a mí me parece gracioso puede que a los uzbekos no. Antes de continuar tengo que aclarar (en mi defensa) que me hicieron la pregunta en cuestión unas 30 veces por día durante un mes, cada día…

Este señor fue una de las pocas personas que no me rompió las bolainas con la pregunta+auto-respuesta y me dejó comer tranquilo.

Este señor fue una de las pocas personas que no me rompió las bolainas con la famosa “pregunta+auto-respuesta” y me dejó comer tranquilo.

Tercera víctima:

Diez minutos más tarde estaba comiendo en un restaurant dentro del bazar. De repente (¿¡por queeeeeeeé a miiiiiiiií???!!!) una señora gordita y morruda de rostro amable (la dueña del restó) se me acercó y preguntó con una sonrisa:

-¿CUÁL ES EL MOTIVO DE SU VISITA?, ¿TURISTA?

Dentro de mi mente: “AaaaaaaaaaHhHHhhhhhhhgggghhh….!!! Otra vez nooooooooo por favooooorrr!!! Que me trague la tierra por favooooooorrrr!!!”.

La miré con ojos agotados, suspiré hondo y le dije:

-Es una historia muy larga y muy aburrida, créame señora que no quiere saber.

-¡Por favor, cuénteme!

-Es un secreto, no puedo decírselo.

-¡Vamos! ¡Vamos! ¡Dígame!

-Bueno, vine a matar al nuevo presidente.

¡Silencio total! Quedó congelada por unos segundos y se puso pálida, pero en este caso la broma no fue divertida ya que lejos de asustarse, la señora transformó su rostro y me mostró una cara de odio que me asustó. Pero lo que más me asustó fue su mirada, era una mirada llena de odio, como si tuviera al mayor enemigo que pudiera existir frente a ella.

-¡Es una broma! ¡Es una broma! ¡Solo soy un turista! -mientras blandía mi guía de viajes en el aire, ya que en la tapa tiene escrito bien grande “ASIA CENTRAL”.

La señora tardó poco tiempo en darse cuenta de que era una broma, pero yo tardé mucho más tiempo en olvidarme de esa mirada ¡realmente fue una mirada horrible! Antes de irme la saludé y todo pareció volver a la normalidad.

Aprendí un par de cosas ese día:

  • Mis bromas son muchas veces mediocres y no hacen reír a la gente.
  • No hay que hacer ese chiste en Uzbekistán pues la gente es muy “patriota” (o tienen mucha propaganda gubernamental encima, ¿hay diferencia?) y en general adoran a sus líderes.
  • Insisto por las dudas, ¡nunca hagan ese chiste en Uzbekistán! Es una pésima idea y puede terminar mal. Sean más inteligentes que yo y busquen otra manera de divertirse : )

VOZ LOCAL ( MALAYSIA )

gigi-malaysia-voz-local

My name is Gigi. I’m living in Kuala Lumpur, but I grew up in the East Coast of Malaysia. I’m a volunteered guitar teacher and a psychology student.

“Malaysia truly Asia”, familiar? I think one of the most beautiful things about Malaysia is the diversity. Each region has its own unique characteristics, that makes Malaysia a colorful country. And oh the food! We’re crazy about food. Malaysians and their food. You will see people eating everywhere. While walking on the street, shopping, by the road side, stuck in the traffic, and driving! And guess what? We have restaurants that open 24 hours (in case if we couldn’t sleep at 3a.m. What do you do? You eat!).
Malaysia has indeed developed itself massively in the past 50 years. Skyscrapers everywhere, MRT, countless shopping malls in the city center, etc. But there’s something we refuse to upgrade. For instance, the local coffee shops scene. 50 years ago, to take away drinks means you’ll take away your tea or coffee in a clear plastic bag, tied around one side with a raffia string. Today, we still proudly walk around sipping our drinks in the same plastic bag method. Some culture norms and habits (good & bad) are still well preserved

Malaysians are fairly laidback and friendly. When I was travelling, some travelers told me that Malaysians are one of the friendliest people they’ve met. So there you go. Food, beautiful Islands, mountains and friendly people. Even though I’ve been living here all my life, this country never cease to fascinate me with its diverse colorful culture.

Gigi Leong

9/10/2016

Las marshrutkas en Cheliábinsk

eta-marshutka-foto-portada

La Marshrutka (маршрутка) es un medio de transporte típico en Rusia y en Asia Central. Básicamente son microbuses (minibús o furgoneta, etc.) que transportan pasajeros por distintos itinerarios.

La existencia de las Marshrutkas se debe, muchas veces, a la falta de un buen sistema de transporte público. A veces hay colectivos públicos pero no alcanzan a cubrir ciertos puntos y recorridos, y es allí en donde esta opción se hace presente.

Generalmente las Marshrutkas son vehículos nuevos y no son muy interesantes, pero en este post te quiero hablar de las Marshrutkas en Cheliábinsk (Rusia). Resulta que en la ciudad en cuestión la mayoría de las Marshrutkas son de la época de la Unión Soviética y por ende tienen una estética especial y un andar diferente.

Allí las Marshrutkas parecen sacadas de una película de la Unión Soviética; cuando uno se sube pareciera como si hubiera viajado en el tiempo o como si uno estuviera en una película sobre la guerra fría.

Particularidades de este medio de transporte:

  • La Marshrutka no discrimina: dentro de ella conviven universos muy distintos en un ámbito de respeto y tranquilidad. En su interior se puede ver al pueblo ruso: estudiantes, abuelas, obreros, familias, súper modelos, gente elegante o gente usando medias y ojotas al mismo tiempo.
  • Cuando el vehículo está repleto, la gente del fondo le pasa dinero a la persona más cercana para pagar su pasaje; y a veces se forman cadenas de hasta 5 o 6 personas para que tanto dinero como vuelto lleguen a sus destinos correspondientes.
  • A veces están incompletas: alguna chapa faltante en los laterales, el motor expuesto o la ausencia de algún paragolpes es algo común. Esto le da a las Marshrutkas un toque post-apocalíptico o de post-guerra que lejos de desentonar con el paisaje, le aporta un toque pintoresco.
  • Los conductores de Marshrutka parecen tener superpoderes: pueden cobrar, dar cambio, manejar, hablar por teléfono, escuchar música y comer; todo al mismo tiempo!!!
  • Estos carromatos hacen que la vibración producida por un bache se multiplique por 5, es por eso que a veces el viaje parece más un safari que un recorrido por la ciudad. Si uno está sentado en la parte de atrás y los baches o agujeros en el asfalto son muy grandes, se puede experimentar algo parecido a la microgravedad pues uno terminará suspendido en el aire por unos milisegundos.
  • Durante el verano, son extremadamente calurosas en su interior pero a su vez reconfortantes y cálidas en invierno.
  • A la mayoría de los rus@s no les gusta viajar en ella y si tuvieran la oportunidad de viajar en su propio auto o en otro vehículo lo harían sin pensarlo.

marshutka-power-chiste

Algo común aquí y que ya forma parte del folklore del lugar es que siempre hay calcomanías cerca del conductor que de alguna u otra forma invitan al pasajero a no molestar al chofer mientras está conduciendo.

Acá les comparto la calcomanía más popular y la que se ve con más frecuencia, en ella hay una frase que dice: “no me digas lo que tengo que hacer y yo no te diré a donde te tienes que ir”.

a_20d3cb3

Es interesante compartir esta imagen y su significado, primero porque está en el 80% de las Marshrutkas de Chelíabinsk y segundo porque si bien la frase suena inofensiva, en realidad es una frase bastante fuerte pero está formulada con un juego de palabras tal que los más pequeños no notan la grosería ni la intensidad del enunciado; sino que solo ven una frase.

El “te diré adónde te tienes que ir” significa en realidad “te voy a mandar a la mierda, al carajo o la puta que te parió!!!”. Esta frase es muy fuerte y grosera en Rusia, pero está escrita de tal manera que solo los adultos captan la indirecta, mientras los niños solo leen una frase aparentemente ingenua.

Es verdad que estos vehículos son ruidosos, viejos y sucios pero… también es cierto que de alguna manera, son encantadores.

Nombres rusos y… ¿Qué rayos es el patronímico?

russian-friends-2016-foto-con-color

Durante mi estancia en Rusia me encontré con una gran cantidad de nombres familiares. Es común conocer chicas con nombres como: Cristina, Valeria, Elena, Olga, Tatiana, Tamara, Tania, María, Marina, Camila, Elvira, Adelya (Adela), Darya (Daria), Ana, Anastasia, Irina, Yulia (Julia), Alexandra, Victoria, Alisa (Elisa), Natasha (Natalia), Antonina ,etc.

Con respecto a los nombres masculinos, hay menos nombres familiares pero aun así es común conocer mucha gente llamada: Alexander, Iván, Víctor, Nikolai, etc.

Mi nombre es prácticamente desconocido para muchos Rusos, es así que cada vez que alguien me preguntaba por mi nombre, yo respondía “Me llamo Pablo, como Pablo Picasso” o cuando notaba que les costaba pronunciar mi nombre les decía: “podes llamarme Pavel” (Pavel es el equivalente a Pablo en Ruso).

Varias veces me preguntaron por mi ”patronímico” a lo que yo siempre respondí: actualmente en Argentina la gente no tiene un nombre patronímico.

Quizás te estarás preguntando ¿Qué es el patronímico? Y qué bueno, porque acá te lo cuento:

“El patronímico es un nombre propio que designa ascendencia, filiación o linaje. Puede ser un apellido o bien una forma derivada del nombre del padre o ascendiente usada después del nombre de pila, costumbre aún vigente en Rusia y otros países eslavos”. (Fuente: wikipedia).

Es decir que el patronímico es un nombre que dice de donde venís, que habla de tu origen y linaje, y se forma con el nombre de tu padre al cual se le agrega una terminación específica dependiendo de tu sexo.

Entonces, para formar el patronímico, necesitamos el nombre del padre al cual le agregamos los sufijos ovich (oвич) o evich(eвич) en el caso de los hombres, y evna (евна) u ovna (овна) para las mujeres. Estos sufijos significan “hijo de” e “hija de”.

Nombre del padre Patronímico Masculino Patronimico Femenino
Valentin Valentinovich Valentínovna
Vladimir Vladímirovich Vladímirovna
Ivan Ivánovich Ivánovna
Pável Pávlovich Pávlovna
Alexandr Alexándrovich Alexándrovna

Por otro lado, el apellido familiar también se modifica dependiendo del sexo de la persona, y hay que agregar la terminación de of (ob) o ef (eb) para los hombres y ova (oвa) o eva (eвa), para las mujeres.

En general los rusos tienen solo un nombre, un apellido y un patronímico. Muy poca gente tiene dos nombres o dos apellidos en Rusia. Recientemente hay algunos casos, pero no tienen nada que ver con la cultura rusa y se trata más bien de una influencia occidental. Por ejemplo:

Nombre Patronimico Apellido
Ivan Pávlovich Petrov
Maria Pávlovna Petrova
Victor Sergeevich Ivanov
Tatiana Sergeevna Ivanova

 

Veamos cómo sería la traducción del patronímico:

Nombre + Patronimico Significado
Valentin Valentinovich Valentín hijo de Valentín
Vladimir Pablovich Vladimir hijo de Pablo
Elena Petrovna Elena hija de Pedro
Pablo Raulovich Pablo hijo de Raúl

Bueno, creo que se entendió el tema del patronímico, y también que la terminación del apellido cambia dependiendo el sexo de la persona; esto último puede crear confusión y hacer pensar que dos hermanos, (hermano y hermana) tienen apellidos diferentes.

Para complicar más el tema, resulta que cada nombre ruso tiene muchas variantes. Por ejemplo, el nombre María tiene 45 variantes!!! Pero, en la vida cotidiana, solo se usan alrededor de unas 20 variantes.

El nombre Pavel tiene 25 ó 30 variantes pero en la práctica solo se usan alrededor de 8.

Analicemos brevemente el caso de mi amiga rusa María. Voy enumerar algunas variantes de su nombre y a detallar en que situaciones se usan:

  • Masha – Así la llamarían sus familiares.
  • Maria – Así la llamarían sus colegas en el trabajo o en la universidad.
  • Maria Aleksandrovna (nombre + patronímico) – Si ella fuera jefa de alguna empresa o directora de una institución, así la llamarían sus empleados. También, si fuera una persona mayor de edad –y por ende alguien a quien se le debe mostrar respeto-, se le llamaría por su nombre + el patronímico.
  • Maria Azobcheba (nombre + apellido) – así figuraría su nombre en el documento de identidad, pasaporte, en la lista de asistencia del colegio, etc.
  • Las variantes son interminables! por ejemplo: Marusha, Mashenka, Mania, Mashulia son denominaciones cariñosas y afectuosas que pueden ser empleadas tanto por un marido o por una abuela para dirigirse a una persona llamada María.
  • Finalmente, tus amigos te pueden llamar por un nombre que no tiene ninguna relación con tu nombre real. Por ejemplo, a mi amiga María sus amigas le llaman Marfa. Marfa no es una variante del nombre María sino que es un nombre completamente distinto, y sus amigas la llaman así porque hay demasiadas Marías en el mundo, y también para evitar confusiones en lugares en donde hay mucha gente.

También hay diminutivos y nombres cortos por cada nombre ruso, pero no voy a abordar este tema aquí.

 


Ahora y cambiando de tema, una perlita de la película Bourne Identity (2002).

jaison-born-se-llama-de-otra-forma-en-el-pasaporte-trucho

En la escena en la que se ve su pasaporte ruso, el espía tiene un nombre inexistente e impronunciable. ЛШТШФУМ  AЩЬФ se traduciría como “ Ashchf Ishtshfum ”.

Otro error en el pasaporte es que el nombre en ruso no se corresponde con la traducción de este. En la película, Bourne tiene un pasaporte con el nombre de “Foma Kiniaev” el cual no guarda ninguna correspondencia con “Ashchf Ishtshfum”. Por otro lado, Foma Kiniaev es un nombre pseudo-ruso que llamaría la atención de más de un ruso y ni hablar de los agentes de la CIA.

Este detalle se transformó en un chiste que exploto en las redes sociales de Rusia y en muchos medios. Se gastaron millones de dólares para producir la película pero, graciosamente, no pudieron cuidar el detalle de escribir bien el pasaporte.


 

En fin, espero haber contribuido (aunque sea un poco) a esclarecer el tema del patronímico y de los nombres Rusos. Hasta el próximo post!

Pablo Morales Andreau

VOZ LOCAL ( GUJARAT – INDIA )

kamlesh-dave-voz-local

Hola! Me llamo Kamlesh Dave (31) y vivo en una ciudad llamada Ahmedabad, que pertenece al estado de Gujarat y es la séptima ciudad más poblada de la India.

Soy profesor de español e inglés. Hace 6 años que enseño estos 2 idiomas. Yo aprendí el español de forma autodidacta, por medio de libros e internet. Enseño español en una universidad que se llama Gujarat Vidyapith y que fue fundada en 1920 por Mahatma Gandhi. Pienso que todos conocen a Mahatma Gandhi, ya que hizo conocida la filosofía de la noviolencia en todo el mundo.

Nuestra ciudad es la más segura en el país y es muy antigua, tiene más de 600 años. La gente es muy amable y siempre están dispuestas a ayudar.

A la gente le gusta comer mucho así que hay muchas tiendas para comer y muchos restaurantes. Hay un lugar que se llama Manekchowk, allí hay muchas tiendas para comer y diferentes tipos de comida. Este lugar está abierto desde las 8 de la noche hasta las 3 de la mañana.

Los Lagos, las mezquitas y los templos son tan antiguos como la ciudad, y también hay una gran cantidad de casas que son de madera y que se conservan muy bien.

Gujarat se está desarrollando cada día. Es un estado seguro y tranquilo. Hay una gran diversidad cultural y religiosa. En este estado nacieron Mahatma Gandhi (en Porbandar) y también el actual primer ministro de la India, Narendra Modi quien nació en Vadnagar.

En India hay 29 estados y cada uno tiene su propio idioma. La gente no entiende el idioma de otro estado a menos que lo haya estudiado o aprendido en la casa. En Gujarat se habla “Gujarati”. En India, el idioma común es Hindi. La mayoría de la personas entienden Hindi o Inglés.

Si quieres viajar solo, con amigos o con la familia, puedes hacerlo sin dudas. Bienvenidos y buen viaje!!!

Kamlesh Dave

18/09/2016

——————————————————————————————————————–

Hello! My name Kamlesh Dave (31) and I live in a city called Ahmedabad, which belongs to the state of Gujarat and is the seventh most populous city in India.

I teach Spanish and English. I teach these 2 languages since 6 years. I learned Spanish by myself, through books and internet. I teach spanish at Gujarat Vidyapit University. This university was founded in 1920 by Mahatma Gandhi. I think that everbody knows Mahatma Gandhi, he shared with the world the philosophy of nonviolence.

Our city is the safest in the country and is very old, it has more than 600 years. People are very friendly and always willing to help.

People like to eat a lot so there are many food places and many restaurants. There is a place called Manekchowk, there you can find many restaurants and different types of food. The place is open from 8 pm to 3 am.

Lakes, mosques and temples are as old as the city, and there are a lot of wood houses very well preserved.

Gujarat is growing every day. It is a safe and peaceful state. There is a big cultural and religious diversity. Mahatma Gandhi was born in this state, in Porbandar city, and also the current Prime Minister of India, Narendra Modi who was born in vadnagar.

India is composed by 29 states and each one has its own language. People do not understand the language of another state unless they studied or learned  it at home. In Gujarat the people speak “Gujarati”. In India, the common language is Hindi. Most of the people can understand Hindi or English.

If you want to travel alone, with friends or family, you can do it without doubt. Welcome and good trip!!!

Kamlesh Dave

18/09/2016


नमस्ते! मेरा नाम कमलेश दवे (31) है। मैं अहमदाबाद में रहता हूँ, जो गुजरात में स्थित है और भारत का सर्वाधिक जनसंख्या वाला यह सातवाँ शहर है।

मैं स्पेनिश एवं अंग्रेज़ी भाषाएँ सिखाता हूँ। पिछले 6 वर्ष से ये भाषाएँ मैं सिखाता हूँ। मैंने स्पेनिश भाषा में पुस्तकों तथा इंटरनेट के माध्यम से अपने आप ही कौशल पाया है।

मैं गाँधी जी द्वारा स्थापित गुजरात विद्यापीठ में स्पेनिश भाषा पढ़ाता हूँ। महात्मा गाँधी ने विद्यापीठ की स्थापना वर्ष 1920 में की थी। मैं मानता हूँ कि महात्मा गाँधी जी को प्रत्येक व्यक्ति जानता है। उन्होंने विश्व को अहिंसा का बोध दिलाया था।

हमारा शहर अहमदाबाद देश का सबसे सुरक्षित शहर है और काफी पुराना इतिहास है इसका, लगभग 600 वर्ष पुराना। यहां के नागरिक काफी मित्रवत रहते हैं और हमेशा सहायता करने को उत्साहित रहते हैं।

यहां के लोग खाने के बड़े शौक़ीन हैं और इसीलिए यहाँ कदम कदम पर उपहार आदि के स्थान एवं रेस्टोरेंट नजर आते हैं। यहां माणेक चौक में आपको अनेक रेस्टोरेंट्स और तरह तरह के जायके मिल जाएंगे। यह रात्रि 8 बजे से लेकर देर रात 3 बजे तक खुला रहता है।

यहां झील हैं, प्रसिद्ध मस्जिदें एवं मंदिर हैं, जो इस शहर के जितने ही पुराने हैं। यहां जहमत से सुरक्षित रखे गए लकड़ी से बने मकान भी हैं।

प्रति दिन गुजरात विकसित हो रहा है। यह सुरक्षित एवं शांतिपूर्ण राज्य है। यहां सांस्कृतिक एवं धार्मिक विविधताएं हैं। इसी राज्य के पोरबन्दर शहर में महात्मा गाँधी का जन्म हुआ था और यहीं वडनगर शहर में भारत के प्रधान मंत्री श्री नरेंद्र मोदी जी का जन्म हुआ।

भारत में 29 राज्य हैं और प्रत्येक की अपनी भाषा है। लोग दूसरे प्रान्त की भाषा नहीं समझ सकते, जब तक कि वे स्वयं ही घर बैठे अध्ययन करें या सिख लें। गुजरात में लोग _गुजराती_ बोलते हैं। भारत में सामान्य बोली जाने वाली भाषा हिंदी है। अधिकांश जनसंख्या या हिंदी समझ सकते हैं या अंग्रेज़ी।

यदि आप सपरिवार या मित्रों के साथ अकेले यात्रा करना चाहते हैं तो यह सम्भव है। आपका हार्दिक स्वागत है और यात्रा शुभ हो!!!

VOZ LOCAL ( TAJIKISTÁN )

profesora-de-psicologia-nargis-tajikistan

Me llamo Narguís, soy de Tayikistán (Asía Central), soy psicóloga y médica de profesión.

Nací y crecí en la ciudad de Dushanbé  – la capital de Tayikistán. Creo que tuve mucha suerte porque nací en lo que todavía era la URSS cuando nuestro país tenía 15 repúblicas unidas y nosotros podíamos desplazarnos y vivir en donde quisiéramos. Yo tuve una patria tan grande hasta el año 1991. No voy a ser hipócrita, si a mí me hubiesen preguntado cuándo se vivía mejor, entonces probablemente respondería que en la URSS. Sin embargo, yo amo mi patria – Tayikistán. Estoy orgullosa de la historia de mi país, de sus raíces históricas, de la patria de Avicena y del poeta Omar Jayam.

Vaya adonde vaya, yo siempre trato de volver. Tenemos un clima excelente. Nosotros vemos las cuatro estaciones del año. Cada 3 meses la estación llega según el calendario. La primavera en marzo, el otoño llega en septiembre, etc. Adoro nuestras frutas y verduras, son las más ricas del mundo. La naturaleza es muy linda y el 93% de la superficie del país es montañosa.

Mi gente es muy hospitalaria, simple y crédula, teme mucho la guerra (después de la guerra civil de los 90 del siglo pasado), por eso siempre trata de resolver los problemas a través de las negociaciones. Como en todos los países tenemos gente rica y pobre. A menudo nos atenemos a las tradiciones nacionales relacionadas con la realización de las ceremonias de casamiento, nacimiento de los hijos y los funerales. En nuestras familias el patriarcado está más pronunciado. El respeto y veneración de los mayores y de los padres se inculcan en las familias. Quizás nuestro país sea el más joven porque más del 50% de la población son jóvenes menores de 18 años.

¡Yo amo a mi gente y quiero ayudarle, en particular a la juventud, a encontrar su propio camino en este difícil camino que se llama la VIDA!


Меня зовут Наргис, я из Таджикистана (Средняя Азия), по профессии психолог и врач.

Я родилась и выросла в городе Душанбе – столице Таджикистана. Я считаю, что мне очень повезло, потому, что я родилась еще и в СССР, когда наша страна имела 15 союзных республик и мы могли передвигаться и жить везде, где хотим. Такая огромная родина была у меня до 1991 года. Не буду лицемерить, если бы у меня спросили, когда было лучше, то наверное, ответила бы в СССР. Но, все же, я люблю свою родину – Таджикистан.  Я горжусь историей своей страны, своими историческими корнями, родиной Авицены, поэта Омара Хайяма.

Куда бы я ни поехала, я всегда стремлюсь вернуться обратно. У нас замечательный климат. Мы наблюдаем за всеми 4-мя временами года. Каждые 3 месяца время года наступает по календарю. Весна в марте, осень в сентябре и т.д. Обожаю наши фрукты и овощи, они самые вкусные в мире. Очень красивая природа и 93% горного ландшафта.

Мой народ очень гостеприимный, простой и доверчивый, очень боится войны (после гражданской войны в 90-х годах прошлого века), поэтому, всегда стремиться решать проблемы путем переговоров. Как и во всех странах у нас есть и богатые, и бедные люди. Мы часто придерживаемся народных традиций, связанных с проведением свадебных обрядов, рождением детей и похорон. В наших семьях более выражен патриархат. Уважение и почитание старших, родителей воспитываются в семьях. Возможно, что моя страна самая молодая, потому, что более 50% населения это молодежь до 18 лет.

Я очень люблю свой народ и хочу помогать ему, особенно молодежи найти свою дорогу в этом сложном пути под названием ЖИЗНЬ!